Es un hecho claro la importancia creciente de las personas en las organizaciones empresariales. Una cualidad del directivo de hoy, quizás la más importante que debe poseer, es saber extraer lo mejor de las personas que tiene a su cargo, y para ello el primer paso es conocer a esas personas. Aunque no lo creas, la literatura puede ayudar en esa tarea. Los directivos deben leer a Shakespeare, y en general a los grandes escritores, por el conocimiento que estos nos ofrecen de nosotros mismos y de los demás. La obra literaria de los escritores citados es, hasta el día de hoy, enormemente rica y sorprendentemente cercana, pues ilustra el conocimiento de lo humano en relación al liderazgo en las empresas del presente.

¿Por qué los directivos deben leer a Shakespeare? / Enrique González Gallego

$4.00Precio

©2020 by Leguan Technick